Corona de la Misericordia Divina

Imagem-Notícias4
Al principio:

Padre nuestro…. Ave María…Gloria…

Al pasar las cuentas grandes:
Padre eterno, te ofrezco el Cuerpo y la Sangre, el Alma y la Divinidad de tu Amadísimo Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, como reparación por nuestros pecados y los de todo el mundo.

Al pasar las cuentas pequeñas:
Por su Pasión dolorosa, ten misericordia de nosotros y del mundo entero.

Al terminar:
Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ten misericordia de nosotros y de todo el mundo (3 veces).

Oh Sangre y Agua que brotasteis del Corazón de Jesús como manantial de misericordia para nosotros, !Confiamos en Vos!

Pinta un cuadro según la figura que ves, con el título: Jesús, confío en Ti (….)

Prometo que el alma que venere este cuadro, no perecerá. También prometo, ya aquí en la tierra, el triunfo sobre los enemigos, especialmente en la hora de su muerte. Yo mismo la defenderé como a mi gloria (Diario 47-48).

Que ninguna alma tema acercarse a Mí, aunque sus pecados fuesen como la púrpura (Diario 699).

La fuente de mi misericordia ha sido abierta de par en par por una lanza en la cruz para todas las almas. No he excluído a nadie (Diario 1182).

Soy el mismo amor y la misericordia (Diario1074).

(…) Quien quiera que la rece alcanzará una gran misericordia en la hora de la muerte. Los sacerdotes la entregarán a los pecadores como la última tabla de salvación.
Aunque sea un pecador endurecido, si reza una vez esta corona, alcanzará la gracia de mi infinita misericordia (Diario 687).

Hija, cuando te acercas a la confesión, a esta fuente de la misericordia divina, siempre llegan a tu alma mi sangre y el agua que salieron de mi corazón (…).

Aquí la miseria del alma se encuentra con el Dios de la misericordia. Di a las almas que deesta fuente de la misericordia se reciben gracias únicamente en el recipiente de la confianza. Si su confianza es grande , mi generosidad no tendrá límites.

Los torrentes de mi gracia inundan a las almas humildes. Los soberbios siempre se encuentran en estado de pobreza y miseria, pues mi gracia se retira de ellos hacia las almas humildes (Diario 1602).

Antes el cielo y la tierra serían reducidos a la nada que mi misericordia dejara de abrazar a un alma confiada (Diario 1777).

Hija mía, anima a las almas a rezar esta corona que te he entregado. Por el rezo de esta corona es mi deseo dar todo lo que me pidan. (…) Escribe: cuando recen esta corona junto a los moribundos, estaré entre mi Padre y el alma agonizante no como juez justo, sino como Salvador misericordioso (Diario 1541).
Las citas proceden del Diario de Santa Faustina.

Conversación con Jesús de la Misericordia :

 Mi Jesús en ti deposité toda mi confianza, Tú sabes de todo Padre y Señor del universo, eres el Rey de Reyes, Tú que hiciste al paralítico andar, al muerto vivir y al leproso sanar.

Tú que conoces mis angustias y ves mis lágrimas, bien sabes divino amigo, como preciso alcanzar de Ti esta gracia.
(Pedir la gracia).

Haz divino Jesús que antes de que termine esta conversación que tendré contigo durante 30 días, yo puedo alcanzar esta gracia que te pido con mucha fe y esperanza.

Mi conversación contigo Divino Maestro me da ánimo y alegría para vivir, solo de Ti espero con fe y esperanza.
(Pedir la gracia con fe).

Ilumina mis pasos, así como el sol ilumina cada mañana el amanecer y testifica nuestra conversación.
Jesucristo tengo confianza en Ti y cada día más aumenta mi fe en Ti.
?Por qué te confundes y te agitas ante los problemas de la vida?
Déjame el cuidado de todas tus cosas y todo irá mejor.
Cuando te entregues a mí, todo se resolverá con tranquilidad según mis designios.
No te desesperes, no me dirijas una oración agitada, como si quisieras exigirme el cumplimiento de tus deseos.
Cierra los ojos del alma y dime con calma:
!Jesús, yo confío en Ti!

Evita las preocupaciones angustiosas y los pensamientos sobre lo que puede suceder después. No estropees mis planes queriéndome imponer tus ideas.

Déjame ser Dios y actuar con libertad.
Entrégate confiadamente a Mí.
Reposa en Mí y deja en mis manos un futuro, dime frecuentemente:
!Jesús, yo confío en Ti!

Lo que más daño te hace es tu razonamiento y tus propias ideas, y querer resolver las cosas a tu manera, cuando me dices:
!Jesús, yo confío en Ti!

No seas como el paciente que le dice al médico que lo cure, pero le sugiere el modo de hacerlo.
Déjate llevar con mis brazos divinos, no tengas miedo, yo te amo.
Si crees que las cosas empeoran o se complican a pesar de tu oración, sigue confiando, cierra los ojos del alma y confía.
Continúa diciéndome a toda hora:
!Jesús, yo confío en Ti!
Necesito las manos libres para poder obrar.
No me ates con tus preocupaciones inútiles, Satanás quiere eso, agitarte, angustiarte y quitarte la paz. Confía en Mí: reposa en Mí.
Entrégate a Mí. Yo hago los milagros en la proporción de la entrega y confianza que tienes en Mí. Así que no te preocupes .
Echa en Mí todas tus angustias y duerme tranquilo.
Dime siempre:
!Jesús, yo confío en Ti!
Y verás grandes milagros,
TE LO PROMETO POR MI AMOR.

Oración para alcanzar gracias por medio de Santa Sor Faustina

Oh Jesús, que hiciste de santa Faustina una gran devota de tu infinita misericordia, concédeme por su intercesión, si fuere esto conforme a tu santísima voluntad, la gracia de ….. que te pido.
Yo, pecador, no soy digno de tu misericordia, pero dígnate mirar el espíritu de entrega y sacrificio de Sor Faustina y recompensa sus virtudes atendiendo las súplicas que a través de ella te presento confiando en ti.
Padre Nuestro…, Ave María…, Gloria…,
Santa Sor Faustina, ruega por nosotros.

Santa Faustina

Advertisements